Teletrabajar fuera de casa: ¿Será que sí es una buena idea?

El teletrabajo dejó de ser algo que solo una pequeña parte de la población mundial hacía. Hoy en día, son millones de personas las que trabajan desde casa y es por ello que ha surgido este nuevo hito. ¿Conoces algo acerca del tercer espacio?

Si no es así, no hay de qué preocuparse. Aquí conocerás todo acerca de él y del porqué puedes beneficiarte de muchas formas “teletrabajar fuera de casa”.

¿Tiene algo de malo trabajar desde casa?

trabajar en casa

¡Para nada! Es más, malo no sería la palabra indicada. El giro que nos hizo dar esta “nueva normalidad” fue de 180° y la verdad, es que para muchos fue drástico y hasta traumático al inicio, pero vamos… Todo es posible y más si nos lo proponemos.

Cuando todo esto empezó (Coronavirus, aislamiento social y demás), nos tocó reinventarnos e improvisar para poder mantener nuestros empleos y cumplir con las responsabilidades. Nadie dijo que sería fácil y ahora tenemos la seguridad de que no lo es.

Inicialmente, el trabajo remoto implicaba más tiempo en familia lo que es maravilloso. Sin embargo, con el paso de los meses empezamos a darnos cuenta de muchas cosas.

Una de ellas, es que tener un espacio destinado para el trabajo y apartado de la vida familiar puede ser muy ventajoso en términos de productividad.

Sin mencionar el hecho de que tendemos a excedernos con las horas laborales o que los pequeños de la casa quieran acompañarnos en las reuniones por Zoom.

Parece mentira, pero esto del “tercer espacio” ha causado revuelo y el nacimiento de nuevos lugares destinados a quienes no pueden estar en la oficina como hacía tiempo acostumbraban.

Han representado una alternativa maravillosa. Más aún para aquellas personas que no pueden destinar un lugar en su casa para tener una oficina y llevar a cabo sus labores sin interrupciones de ningún tipo.

Entonces… ¿qué será mejor?, ¿quedarnos en casa o buscar ese tercer espacio?

¡Puedes teletrabajar desde donde quieras!

teletrabajo en la cama

Lo mejor siempre será aquello te haga sentir en confianza y con una comodidad increíble. Si logras encontrar un lugar dentro de casa con los requisitos básicos como internet-wifi, donde cargar el ordenador, mesa y silla confortable… ¡Excelente!

Quédate y disfruta de tu tiempo en familia y recuerda establecer horarios saludables a la hora de cumplir con tus labores. Por otra parte, si tienes ansiedad y la urgencia de salir de casa para poder concentrarte mejor, aquí te mostramos cuáles opciones tienes para ello.

Coworking

Se trata de oficinas compartidas que le permiten a un sinnúmero de profesionales desempeñarse laboralmente fuera de casa. Te preguntarás… “Okey, pero… ¿no es lo mismo que un tercer espacio?”.

Se parecen mucho, eso sí, ya que aportan las condiciones y cualquiera que necesite puede trabajar de forma remota si asiste a uno. La diferencia radica en que los “Coworking” poseen un gestor.

Esta figura se encarga de dirigir a los(as) teletrabajadores(as) que asisten de manera que puedan relacionarse entre sí y hacer Networking.

En otras palabras, entablar relaciones sociales y de confianza que fomenten la productividad acompañada de dinámicas al igual que de excelentes oportunidades de negocios.

¿Atractivo lo del coworking cierto? Es una gran opción que puede contribuir a tu crecimiento personal, así que mantenla presente si quieres teletrabajar fuera de tu domicilio.

Si te interesa, busca cerca de tu residencia por la web y de seguro encontrarás uno que se adapte a tu estilo.

El famoso tercer espacio

tercer espacio

Si bien el anterior para muchos lleva las de ganar, encontrar un tercer espacio más acorde a tus gustos y disponibilidad puede ser más fácil de lo que te imaginas.

Desde una cafetería hasta una biblioteca u otro lugar acogedor y con internet que tengas en mente. Muchas opciones puedes encontrar a la hora de buscar ese “rinconcito” que necesitas para trabajar con tranquilidad y aprovechar tu tiempo al máximo.

Mantén presente que es muy posible que debas hacer una pequeña inversión si quieres teletrabajar en una segunda residencia o espacio alternativo con frecuencia.

De todas formas, si organizas tus finanzas, tiempo y te pones de acuerdo con colegas o amigos que teletrabajen, todo puede resultar más fácil.

Aprovechar el tiempo en cosas productivas que nos generen conocimiento mientras trabajamos remotamente es una maravillosa manera de crecer como profesional y persona.

Ahora bien, teniendo en cuenta todo esto, esperamos que tomes la mejor decisión para tu salud, trabajo y familia.

No te olvides de que nada en exceso es bueno. Aunque no lo creas, es muy probable pasar más horas de las recomendadas en un teletrabajo que en uno habitual.

En ocasiones, salir de nuestra zona de confort es lo que necesitamos para conseguir nuevas y mejores oportunidades.

Y para despedirnos, aquí te dejamos un vídeo con las recomendaciones que debes mantener presente si vas a teletrabajar desde un tercer espacio o desde casa.